30 de maig 2014

Unes paraules...

Su único pesar no era su soledad, sino que las otras gaviotas se negasen a creer en la gloria que les esperaba al volar; que se negasen a abrir sus ojos y a ver.
Juan Salvador Gaviota

Cap comentari:

Publica un comentari